lunes, junio 15, 2009

Entreno MAM 13-J - Hasta el rabo todo es toro

por: Zerolito

Este refrán sintetiza lo que hemos experimentado este sábado en nuestra querida sierra del Guadarrama. Nos citamos allí con la intención de recorrer el tramo que nos quedaba por conocer del Maratón Alpino. Esto es, la teóricamente parte más fácil y suave, al transcurrir por senderos y entre bosques. Marcada en un socarrón color verde en el mapa con la leyenda "Para correr y disfrutar". Pues a eso vamos, digo.

Nuestro recorrido se inicia desde el Polideportivo de Cercedilla, donde nos conjuramos Sergio, Carlos con su amigo Juanjo, Fran, Paloma, Marina y yo. Ésta última (Marina, no yo) decidió a última hora seguir su propio camino hacia la senda Puricelli. Y nosotros nos fuimos hacia el puerto de Navacerrada, con la idea de hacer también el Alto del Telégrafo (donde Paloma debutará oficialmente en montaña el próximo domingo) y la subida al Alto de las Guarramillas.

Salimos ya con calor y empiezo a notarme fatal. He tenido una inoportuna diarrea los días anteriores (¿habrá alguna diarrea oportuna?) y me encuentro débil, sin fuerzas. Además me pongo a sudar como cuando estuve en Cuba, donde en el mostrador del hotel me conocían como "el de las gotas". Mal rollo. Me pongo a beber de inmediato y a comerme una barrita de cereales mientras trato de no perder la estela de los compañeros. Hay múltiples cruces en la primera parte del recorrido y sería fácil despistarse y perder el camino correcto, si bien llegar a Navacerrada sería fácil, "tó p'arriba a la dere".

Carlos y Fran se rezagan en algún momento pero vamos avanzando por los intrincados y sinuosos senderos. El ritmo es bueno, quizá pelín alto para mi gusto. Pero tenemos la suerte de ir conociendo el camino antes de la carrera y eso me anima. Un perro con un collar antipulgas se une a nuestro grupo y no nos abandonará hasta Navacerrada, curiosa y simpática compañía.


Carlos en el ascenso inicial, un precioso bosque. ¿Hobbiton?

Llegamos al Puerto de Navacerrada y tras reagruparnos subimos al Alto del Telégrafo, punto mas alto del Cross homónimo que correrán las hermanas Ruiz Calvo. Allí nos encontramos pegados a Siete Picos, podemos divisar el cordal de La Mujer Muerta. Enfrente tenemos el Alto de las Guarramillas y a la izquierda el macizo de Peñalara. Tras deleitarnos con estas estupendas vistas, sólo truncadas por los espantosos telesillas, bajamos al puerto. Me pongo en cabeza para bajar rápido, enseguida Sergio me alcanza y sobrepasa. El resto del grupo, más consciente, llega un poco después. Allí Carlos nos deja. Tiene problemas físicos y decide no forzar más, con buen criterio. Bajará a Cercedilla tranquilo y nos esperará allí. Hasta pronto, compañero.


Alto del Telégrafo

La subida al Alto de las Guarramillas estuvo adornada por la presencia de una manada de caballos, con algún potrillo. La visión de estos animales, mucho más elegantes que las vacas, me alegraron la ascensión, junto la perspectiva del valle que se abría al sur, preciosa. De repente me vi en cabeza tirando del grupo. Y es que me encontraba tan rematadamente mal de las tripas que decidí tirar porque, de no hacerlo, me quedaría quieto sin moverme. No pretendía endurecer la marcha ni nada por el estilo. Simplemente era el único ritmo que podía ponerme para no caer abatido.


Churrepeteando un poco de agua en la subida


Bola del Mundo


Sergio, Fran, Juanjo, Zero y Paloma. Detrás, Peñalara nos mira...

Llagamos al Alto y nos hicimos unas fotos, contemplando el paisaje. Volvemos y en la bajada trato de seguir a Sergio, pero no me encuentro fresco y tengo que aflojar el ritmo. Al llegar al puerto y refrescarnos en el bar Dos Castillas nos encontramos a nuestro amigo el cánido. Está despistado, cruza la calle peligrosamente sin mirar y se junta a cualquier humano que se acerca. Están avisados Guardia Civil, SEPRONA y demás organismos, pero parece que nadie se hace cargo. Pobre.


Estampida en el Alto de Guarramillas

Nos disponemos a bajar y el sendero que yo imaginaba en mis mejores sueños como un paseo triunfal se vuelve tortuoso y difícil. Quería comprobar cómo se puede afrontar una bajada, a priori fácil, con el cansancio de la carrera. Y fue tremendo. Nada de unas vueltecitas por los Champs Élysées antes del podio en el Tour de Francia. El recorrido se hace duro y penoso. Si llegas sin fuerzas allí lo pasarás mal el día del Maratón. Y es difícil guardar algo para este tramo teniendo en cuenta el tremendo desgaste que habremos hecho para llegar allí. Estas consideraciones cruzaban mi mente mientras Fran se descuelga y Sergio y Juanjo se adelantan. Me quedo con Paloma, a la que veo cansada por primera vez en mi vida. La ofrezco chuperretear de la Diosaz, le hace mucha gracia el tubito. Poco a poco nos acercamos a Cercedilla y ¡por fin! llegamos al polideportivo. Carlos está duchado y nosotros seguimos sus pasos, muchas gracias a los empleados municipales por permitirnoslo.

Después de esto las cañitas de rigor comentando la jugada y nos vamos, contentos por el resultado, a buscar a Marina, que se había ido a casa de su hermana (otra) en Los Molinos. Y después para casa, cansados pero contentos por el entrenamiento.

Ya está todo hecho. No habrá más entrenamientos, no queda tiempo para más salvo para comerse el coco un poquito. Espero cumplir las predicciones de mis halagadores amigos y terminar el MAM; eso sí, olvidándome del crono. Y sobre todo espero que lo haga Carlos, mi compañero en esta andadura. Aunque haga lo que haga él, de alguna forma, cruzará conmigo la meta en Cercedilla. Eso si logro hacerlo, claro. Que un maratón tiene muchas variables que escapan a nuestro control, y la montaña añade las suyas, que no son pocas.

Pues eso. La enseñanza del día: Hasta el rabo todo es toro. Pues.. ¡a torearlo!

11 comentarios:

Paloma dijo...

Sí Señor, otro día maravilloso en bellos paisajes y buena compañía. Gracias por enseñarme lo que va a ser mi debut de Cross Alpino, estoy bastante ilusionada, le tenía mucho miedo, le sigo teniendo, pero estoy convencida de disputarlo y espero terminar al igual que el sábado, muy contenta.
Zerolito, ya no lo pienses mucho que la suerte está echada.
Besos

mayayo dijo...

un placer ese entreno con el
six-pack kamikaze bajo "la caló" que tumbó a tantísimos corredores ese mismo día en los 100k/24h. :-D

Como dice Carlos, carreras aparte, las excursiones hechas han sido una gozada por sí mismas. Espero que podamos mantenerlas de vez en cuando tras "sobrevivir" al 21jun.

Cada día así te hace quizá un pelin mas fuerte cuando llega el momento. Y buena lección la que dices sobre la "suave y facil" bajada final a Cerce del MAM. Caen ahí las diferencias mas escandalosas.

Pero ahí está la gracia de las ultra trials. No todo es talento físico, la cabeza y el corazón pesan, mucho. Y de eso le sobra a esos debutantes del próximo 21jun, asi que Paloma, Carlos y Zero, solo me queda emplazarnos todos allí a la romana: FUERZA Y HONOR ;-)

PD: Nos vemos todas alli el 21 con la camiseta negra, eh? Quiero hacer una foto histórica del antes-despues

Carlos dijo...

Si es que no se qué decir. Leo mis notas y recuerdo el sufrimiento. Os leo a vosotros y se me enciende la sangre. No se si os quiero u os odio.

Prometo esa foto. Al menos de salida. ;-)

Lander dijo...

A por ello Jesus, con temple y valor, como los buenos toreros.Tú sin prisas, que ya sabes que las prisas solo son buenas para los malos toreros y los delincuentes...

A descansar y toda la fuerza del mundo para el Domingo, ahí estaremos animando desde la distancia.

Y tener cuidao

Zerolito dijo...

Paloma, tu debut en el Cross Alpino va a ser sonado, ya verás. Me alegro mucho de que hayas disfrutado de estos inicios montañeros. Creo que es el camino natural del corredor amante de la naturaleza.

Sergio, no sabes cómo te agradezco tu apoyo, tu guía y tus ánimos. Sin tí este MAM habría sido aún más difícil. Y si me lo pides iré vestido de romano con faltriquera a la salida... ¡faltaría más!

Carlos tranki, que las excursiones son lo más divertido de este viaje y quedarán para los restos. Yo estoy redescubriendo la sierra tras un parón por crianza y esto va tó seguido. Fíjate que Cor me ha dicho que ponga el mapa del Guadarrama en la habitación ;-)

Y como dices en tu comentario anterior... bueno, te lo pongo allí.

Lander, gracias de corazón por todos los ánimos que estás(táis) dándome. Sois como una barrita de cereales cuando fallan las fuerzas. Y sí, tendré cuidado bajando a 3:40/km por la ladera de nuestras montañas ;-)

Rafael Jiménez González dijo...

Buenas fotos Zerolito!
Tiene pinta que os hizo un buen día. La verdad es que todo el trabajo duro ya está hecho, no?
Ahora no te comas la cabeza mucho y a disfrutar del MAM sin mirar el crono.
Un saludo!!

Malagueta dijo...

Mucha suerte y ánimos este fin de semana en ese monstruo llamado MAM.

Tenéis toda mi admiración.

Un abrazo ;-)

yoku dijo...

qué poquito queda para convertirse en héroe...

os daremos, de una forma o de otra, todo nuestro apoyo.

Disfrutad, gentes del bosque!

Zerolito dijo...

Pero qué majos sois tós, releche...

Mil gracias :)

Mildolores dijo...

No queda nada ya, ¿No? Es que además de admirado ante tanta foto bonita, de las mañanas de gloria que os apretais (y me quejo yo de las kilometradas en bicicleta) y de la preparación para el MAM, estoy agotado.
Tus entrenos, o mejor dicho tus lecturas, cuentan como entreno mio. Me dejan "baldao". No por espesos, no, que están muy amenos. ¡Por la paliza!

Wild Runner dijo...

No aguanto máaaas: MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAM MAAAAAAAAM!!!

Me hubiera encantado unirme a esas dos últimas salidas que hicisteis, ni te imaginas la envidia que os tuve, pero bueno, cosas del directo (y de no saber bajar)

El caso es que el domingo nos vemos en Cercedilla, ojalá nos vaya bien a todos.

MAAAAAAAAAAM!!!

PD: Más de un año esperando este momento, espero no fastidiarlo