martes, agosto 18, 2009

Travesía de las Cumbres Escurialenses

por: Zerolito



Pues hablando de San Lorenzo, que no de El Escorial, dicen los gurriatos (de arriba) que cuentan los caciques (de abajo) que hay un día en el que más de un millar de personas se reunen en animada marcha coronando los cerros que circundan sus pueblos, y que bajo las sombras de la ladera del Abantos, a poco de su cima, celebran con una comida campestre el esfuerzo realizado. ¡Pachasco!

Cascarrillos aparte, el día 15 de Agosto se celebra en San Lorenzo de El Escorial (arriba) la Travesía a las Cumbres Escurialenses. Un recorrido a pie en el que los caminantes, en equipos de dos o tres personas, tienen que coronar picos y cerros en un total de unos 22km, divididos en cinco tramos con controles horarios. Enorme esfuerzo de los voluntarios encargados de controles y avituallamientos en las cumbres (donde hay que portear sandías, tomates...) que merecen mención aparte. Al finalizar en Abantos se da una comida a los participantes. Todo esto por cero euros. Podrían aplicarse el cuento algunos organizadores de carreras ¿populares? y aprender de esta iniciativa.

La travesía en sí no es competitiva y tiene un márgen mínimo y máximo de tiempo para completar cada tramo. A pesar de su ambiente festivo y la no existencia de clasificaciones no nos llamemos a engaño. El recorrido es duro, exigente. Algunos cierres de control van muy justos de tiempo y se asegura una buena sudada con posibilidad de agujetas al día siguiente al que quiera participar. Eso sí, a cambio se nos brinda una excelente oportunidad de patear la sierra y gozar de sus preciosos paisajes.

Así que nosotros, paquetillos ávidos de experiencias, nos plantamos a las 8AM en San Lorenzo Lander, Pardillete, Gebrelayos, yo mismo y Jose, El Corredor del Cañamares, con el rol de nuestro cicerone particular.


Los cinco justo antes de salir

Lo pasamos en grande paseando por cumbres, riscos y senderos. Paramos en el puerto de la Cruz Verde a tomarnos una cervecita (y otra para llevar a la cumbre de San Benito). Este acto lo repetimos en otro bar en la que la camarera de los ojos bonitos nos obsequió con unos torreznos (no hablaré de la decoración del local, me quedo con el buen sabor de boca de la cervecita y el magro acompañamiento). Así fuimos quemando etapas hasta que el gran Cañamares nos deleitó con el Himno, creo que ya oficial, de la Paquetería, en el que se invita a todo el mundo a pasar a nuestro rincón.

video
Increíble Cañamares

Ejem... parece que puede haber problemas con el vídeo. Por si es el caso aquí tenéis el link a Youtube donde se encuentra la perla.

Llegamos a la meta, a poca distancia de la cima del Abantos, donde la organización nos obsequió con un plato de ensaladilla rusa, pollo asado, bebida a escoger, pan y fruta. Mil gracias por vuestra dedicación y entusiasmo (¿lo he dicho ya?)

Pero quedaba la sorpresita, y es que había que volver a San Lorenzo. El camino de regreso se nos hizo pesado, después de comer y de la caminata nos encontramos con hora y pico de andurreo a las 4 de la tarde. Para hacer la digestión, vamos. Menos mal que sofocamos nuestro ardor en San Lorenzo, como está mandao.


Brindando por otro día juntos

La travesía tiene unos 2
800m de desnivel acumulado en unos 25km, incluyendo el retorno de Abantos a San Lorenzo. Pachasco. Así que nada de un paseito para abrir el apetito en una casita rural.

Y colorín colorado, la historia de estos gurriatos se ha acabado.

3 comentarios:

Jose dijo...

Veo que aprendes rápido:
Ya sabes la diferencia entre Arriba y Abajo, entre Gurriato y Cacique y empiezas a utilizar correctamente el Pachasco.
En fin una bonita jornada, lástima que no bajaramos marca aunque creo que ganamos los Barbados a los MaM ¿o fue al revés?
Si queréis revancha, ya sabes el año que viene será el 15 de Agosto. Y saldrá desde Arriba: Pachasco.

Lander dijo...

un placer pasar la mañana con vosotros paquetillos...¡¡ pachasco¡¡

Carlos dijo...

Un día estupendo. Ni que decir tiene que repetiremos al años que viene, ¡pachasco!