lunes, abril 14, 2014

¡Ceci, Ceci!

por: Zerolito

Cada recuerdo tiene asociada una imagen que funciona en mi cerebro como una especie de marcapáginas. Recuperando esa imagen haces visible todo el conglomerado de sensaciones que te permiten revivir y visualizar momentos pasados.

Cuando pienso en el Maratón de Toledo de este año lo primero que me viene a la cabeza es el incansable grito de "¡Ceci, Ceci!" en cada vuelta mientras una joven triatleta palmoteaba sin parar las manos de una hilera de niños que vociferaban su nombre. Niños que no entregan gratuitamente su cariño y escogen cuidadosamente a quienes ocupan su corazón por pleno derecho.

¡Ceci, Ceci!

Compartí con Cecilia Rodríguez prácticamente todo el maratón. Comenzamos a hablar en las primeras vueltas cuando bromeaba sobre el vuelo de mis pantalones de atletismo, que parecían una falda visto desde atrás. Divertida manera de comenzar una conversación que duró horas. Hicimos grupo y compartimos prácticamente toda la carrera. De zancada en zancada, de broma en broma, de proyecto en proyecto, fuimos conociéndonos mientras los kilómetros pasaban lentamente. En esas circunstancias -corriendo un maratón- las personas conectamos de una manera distinta a como lo hacemos en la vida real. Descubrí a una gran deportista, una persona que en un abrir y cerrar de ojos te hacía sentir cómodo y cómplice, de una alegría y vitalidad contagiosa, de un ánimo infatigable. Fue la primera mujer en terminar el Maratón.
Una más entre nosotros
Ayer domingo por la tarde una inesperada llamada de teléfono me sobrecogió. Un amigo había reconocido a Cecilia en la triatleta que murió arrollada por un vehículo este sábado mientras entrenaba con la bicicleta. Confusión y tristeza me nublan la mente y me hielan el corazón. No puedo creer lo que oigo. Las palabras se tornan inútiles en estos casos en los que una vida esperanzadora, alegre y llena de ilusión es cercenada de una manera tan injusta. Cecilia, de 35 años, acababa de quedar tercera en el campeonato de España de duatlón sprint y estaba preparando el campeonato de tri con ilusión y esfuerzo, como nos comentaba mientras devorábamos kilómetros en el Maratón de Toledo. Y ahora un desgraciado accidente mientras hacía lo que más le gustaba nos la ha robado.

Descansa en paz, Ceci. Tus pasos han dejado huella imborrable en los que hemos tenido la suerte de conocerte, aunque haya sido durante un breve tiempo. Que el legado de tu vitalidad y alegría ayude a tantos familiares y amigos que han quedado demasiado pronto privados de ti.

[Editado el 29-04-14] Añado este emocionante vídeo editado por Aurelio en el que la cámara fija de meta del Maratón Solidario de Toledo recogió los pasos de Cecilia aquella maravillosa mañana. Sobran las palabras.

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=QzET_1k9p2k

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Llego un poco tarde a la nueva entrada de este blog.
Más que nunca me cuesta comentar, pero también yo tengo necesidad de manifestar lo sentido, la gran pérdida que ha supuesto la ausencia de una de mis compañeras de trabajo.
Amanezco todos los días pellizcándome como intentando tratar de pensar que todo ha sido un mal sueño, una pesadilla, una irrealidad que ha confundido mi mente... pero desgraciadamente, todo es verdad.
Pienso en Manolo, su marido y no hay palabras, ni consuelo válido, es aparte de la pérdida, lo que más me duele, la tristeza profunda que deja en la persona que tanto la quería.
Conocí a Cecilia hace unos doce años, en un verano, fue en un campamento de niños en Aguadulce, Almería. Fue en ese mismo campamento cuando le dije que enviara el currículum al colegio y unos meses más tarde ya era parte de la plantilla.
Miro al cielo, donde sé que está, quiero creer que está, quiero creer aunque no entiendo que al final, todo sucede para bien y que esta etapa terrena es transitoria para todos... Espero que así sea.
Un abrazo para tí, Jesús, y para todos los amigos que la conocisteis durante la carrera. No hizo falta mucho tiempo para daros cuenta de su gran valía.
David.E.Resino

Zerolito dijo...

Gracias por tus palabras, David.

Un abrazo especial para todos vosotros, los más cercanos a Cecilia, y en especial a Manolo, tiene que ser terrible verte privado de tu pareja de esta manera.

santipalillo dijo...

La noticia es tremenda per se pero si encima conoces a la persona el impacto emocional debe ser muy grande.

Yo no la conocía pero lo siento mucho por ella y su familia y amigos, desde aquí les mandó mi pésame y les deseo ánimo para superar el golpe.

Canillas dijo...

Como bien dic Pardi, "se me ha metido algo en el ojo" hoy y no puedo quitármelo. Viendo el video que ha puesto Cabesc, rememoro casi todas las vueltas que dimos juntos, que no fueron pocas.
Gracias Jesus y David por expresar lo que sentimos al conocer a Cecilia, una gran persona.

Jó, qué palo!!!!!

Un abrazo a todos.