martes, febrero 04, 2014

¡Soy Starter!

por: Zerolito

Esto de las carreras por montaña, de montaña, trails, skyrunning o como carajo estén llamando a esto de correr por el campo se está convirtiendo en un auténtico sindiós. Si decides adentrarte en este deporte no sólo tienes que soportar la dureza del entrenamiento. No, hay más.

Muchas carreras han puesto en valor el hecho de que un participante traspase la línea de meta. Me parece bien. El principal objetivo para el corredor es que pueda completar una carrera, independientemente de la posición que ocupe o del tiempo que transcurra desde que el primero llegó. El participante acaba, y merece por ello un premio. Eso se ha denominado con el palabro finisher, creo que importado del triatlón. Suena muy bien, al contrario que los vocablos acabador o el hollywodiense terminador. Ser finisher es ser capaz de superar una prueba exigente por su dureza o singularidad, aunque también de tanto acuñarla pueda perder parte de su valor. Como los maratones de 10km.

Cuestiones lingüísticas aparte, ser finisher de alguna prueba de renombre te otorga una especie de pedigrí en el mundillo del corredor. Si además puedes vacilar un poc con un trofeo, medalla o prenda pues mejor que mejor. Pero mola ser finisher, en serio, porque como dije pone en valor el logro de completar una prueba con independencia de otro tipo de consideraciones.

Pero ahora se está complicando la cosa. Y no es por los tiempos de corte, porque las carreras se hagan con perfiles más duros ni porque haya menos dorsales disponibles. Ahora lo realmente complicado para un corredor es... ¡¡conseguir el dorsal para la prueba!!

Para muestra, un botón. La mítica Travesera de Picos de Europa abrió las inscripciones para su edición de 2014 el sábado a las 00:00h. Los 250 dorsales disponibles se asignaron en la friolera de ¡¡12 minutos!! Alucinante. Teniendo en cuenta que esta prueba no es precisamente un paseíto por el campo por sus características (desnivel, dureza, meteo...) hubo una avalancha de más de 600 peticiones concurrentes en el mismo instante que se activaron las inscripciones. Sin contar los que quisieran correrla pero no pudieron estar el día D a la hora H delante de una buena conexión a internet (supongo que los que lo intentaron en la Wifi del centro comercial lo llevarían crudo). Con más tensión frente al teclado y tu router que en la cuenta atrás de la salida de la prueba. Paradójico.

Ha cambiado la historia. Ahora lo que hay que celebrar es la opción de ser starter, de poder estar en la línea de salida de una de estas pruebas. Tendrían que darte los obsequios al principio por haber sido capaz de apuntarte. Parece que estamos abocados al modelo del sorteos tipo UTMB. ¡He conseguido el dorsal! ¡Me ha tocado! Esa es la verdadera noticia. Luego, ya si eso... me pongo a entrenar y tal y cual.

No sé si será un proceso natural y propio, si viene dado por la fiebre del running que vivimos, por los pocos dorsales disponibles o por la suma de todos (como dicen en mi comunidad autónoma). El caso es que estas noticias me aturden.

6 comentarios:

Fran Delgado dijo...

Magnífica reflexión que aún me refuerza más en mis posiciones anarkas frente a vuestro mundillo del ranin.

¡Suerte en los sorteos! ;-)

cabesc dijo...

Moooola, entradón del amigo zerolín.

Zerolito dijo...

Como dijo sabiamente nuestro amigo Lander, lo importante es estar en la línea de salida. Claro que él se refería a ese momento como algo más poético, emocional. La recompensa de haber sido capaz de superar un periodo de duros entrenamientos. Estar allí, dispuesto a batirte el cobre ante un reto.

Pero creo que, desgraciadamente, los tiros no van por ahí... no. Gracias por vuestros comentarios.

Txamo dijo...

Parece que va a haber que entrenar también delante del ordenador...

Anónimo dijo...

Hola Zero...
Buena entrada, yo como en estos últimos tiempos solo me apunto a una carrera cada dos años, ya no me veo ni en el grupo de los "finisher", ni de los "starter", ya no sé ni lo que soy... pero bueno, mientras vaya saliendo a correr por el campo, al menos la ilusión la mantengo. Un abrazo y nos vemos pronto.
David de Esteban Resino

Zerolito dijo...

Tú no eres ni finisher ni starter. Tú eres un creador que ve caminos verticales donde los demás ni siquiera nos imaginaríamos. Un auténtico explorador. Y me alegra que sigas simplemente saliendo a trotar por el campo.

Sí, nos vemos pronto, y te daré ese abrazo en persona :)