lunes, marzo 03, 2008

II Media Maratón de Collado Villalba - La Tragamillas

por: Zerolito

O Tragacuestas. O un Cross de 21km... que ayer le salieron varios motes a esta preciosa carrera (y con razón)

Todo empezó cuando decidí hacer esta carrera fuerte, disputándola. Como si fuera a ganar algo...jajaja. En fin, ahí me planto en la salida con Santi y Yoku. El resto de amigos paquetes iban más tranquilos (Darth Vader, Gebrelayos, Pfp, Evas2r, Silvestre a su ritmo cronometrado) y otros más rápido (Matraco, Aspen, Ibki) El reto era acercarme lo más posible a mi mejor marca: 1h49'38"

Salimos en cuesta arriba y al final del pelotón... primer error. No podíamos correr, aún así hicimos el primer km en 5:40. Segundo error, me doy cuenta de que no he puesto bien el cronómetro (no está en la función de Lap-Counter) así que no tengo referencias propias del tiempo (aunque me las dan Santi y Yoku) Otra cosa: los puntos kilométricos parecen mal medidos... en fin, que decido no quejarme más y ponerme a correr, que hay muuucha cuesta que atacar. Entre los km 3 y 6 la pendiente es considerable. Llegamos al 7 y, coincidiendo con la fuerte bajada, empiezo a notar dolores en la corva de mi rodilla derecha. Con los warning puestos decido seguir para adelante, ya veremos si tenemos que parar.

Al acabar la cuesta abajo nos introducimos en plena naturaleza. Correr por ahí es una auténtica gozada, entre árboles, caminos de tierra... yo estoy como en casa, es mi hábitat natural como corredor (y como ser humano, me atrevo a decir) Si no fuera por los caprichos de la Mother Nature en forma de constante sube y baja, baja y sube, cada rampa más dura que la anterior, acumulándose como un imperceptible pero real lastre en nuestras piernas (que no en nuestro ánimo... todavía). Pasamos el Punto de Avituallamiento de Eufemiano Fuentes, que era una mesa repleto de botellas de licor, alucinad.

Seguimos corriendo en una zona llamada El Coto. Esto no es una media maratón. Es un cross hecho a ritmo de cross. Muy duro. Me anima saber que estoy aguantando a un gran ritmo por un entorno precioso y con una gran compañía. Pasamos el km 10 en 52:20, tiempo muy bueno según el guión previsto. Pero aquí la rodilla empieza a avisar, seguro que por la dureza del recorrido. La noto como si estuvieran tensando todos sus ligamentos, músculos y demás. Pero le digo lo mismo: "si no me dueles, yo sigo".

Al terminar el Coto me doy cuenta de que voy realmente mal. Me abandonan las fuerzas. Las piernas no responden sino como autómatas y la respiración se hace agónica, jadeo tras jadeo. "Me va a tocar sufrir lo indecible hasta el final" pienso. Me lo planteo internamente como un entrenamiento para el Maratón ("ya has pasdo por ésto" me decía) Yoku no para de animarme, y no me consuela nada ver que Santi se está quedando, abandonándonos finalmente en el km 15.

Es ahora cuando cada paso es una pequeña tortura, cuando la cabeza empieza a dar órdenes inconexas al resto del cuerpo que parece que obedece... o no. Corro con las tripas, empujando con lo poco que me queda dentro. El desgaste ha sido importantísimo pero la compañía y los ánimos de yoku ayudan a seguir luchando. El terreno sigue igual: durísimos toboganes, cuestas, puentes... que hacen realmente difícil el camino. Finalmente llegamos a meta con un crono muy bueno, 1:49:55, a escasos 17" de mi mejor marca. Fijáos si iba jodido que mi hermana le dijo a Coral: "Por ahí viene Jesús" y ella respondió: "No puede ser, ése va hecho polvo..."

Estoy muy contento con el resultado. Quería agradecer a Yoku su apoyo en la carrera. Sin él no hubiera corrido como lo hice, seguro. Habría hecho una buena carrera y tal, pero no como la hice ayer. Va por tí, chaval.

También querría dar ánimos a Pfp, otro paquetillo que lleva lesionado desde noviembre con la rodilla y ayer no pudo terminar. Un abrazo.

Sobre la carrera en sí, la organización estuvo muy bien. Hay algunos aspectos que limar (ésta es sólo su segunda edición) pero se nota que son gente que se preocupa por el corredor. En la bolsa había... ¡calcetines! una de las reivindicaciones de éste Zerolo para las bolsas (menos camisetas, más calcetines) También fruta, agua, cervecita... vamos, fenomenal.

Al llegar a casa hielo e ibuprofeno, que no quiero sorpresas. Hasta la próxima.

3 comentarios:

Yoku dijo...

Un honor acompañarte en esta pequeña "aventura" (correr 21k igual ya lo tenemos como "normal", pero es una aventura siempre).

Lander dijo...

Felicidades Jesus. Aveces uno tiene ganas de echar el resto y punto, y auqneu sufrieras luego el disfrute es más intenso. Si te decíamos que prudencia solo era porque no queremos verte mal campeón, pero ayer le echaste pelotas y bueno ahí tienes una carrera para recordar.
En mi breve experiencia las carreras que peor lo pasas, en breve pasan a ser las más entrañables.
Un abrazo.

Paloma dijo...

Eres un tío grande, tu ahí, antes muerta que sencilla..
Al final te quedas contento de haberte metido la Kilometrada pa seguir acumulando.
Mu guay,
Besos