jueves, abril 10, 2008

Reflexiones (2/2) - Creértelo

por: Zerolito

Esta era la idea original del post del otro día. Lo que ocurre es que me enrollo y me enrollo y así no hay quien haga algo en menos de 1500 palabras... al final será verdad que tengo algo de Bárbol, aquel encantador personaje de El Señor de los Anillos.

A lo que iba. Después del entrenamiento asimilado que os comentaba, resulta que al volver a la competi he hecho mmp (mejor marca personal) tanto en 10km como en media maratón. En dos fines de semana seguidos. ¿Dónde está el problema, entonces?

Pues que las marcas que yo buscaba no eran esas, me han salido mejores tiempos de los que yo esperaba. Ni más ni menos que los tiempos que indican mis entrenamientos y no mi cabecita, anclada en la época pre-lesión. Yo, con la humildad (o prudencia) que me caracteriza, aliñada por mi escaso carácter competitivo, me conformaba con hacer una rebajita a ambas marcas... yo que sé... pasar de 48:55 a 47' y pico en 10km, y de 1h49m38s a 1h47m ó 1h48m en media. Claro, al tener de repente 46:27 en 10km y 1h44m46s en 1/2, con estas rebajas tan brutales de mis marcas, a uno le da vértigo. Además sin entrenar específicamente para esas distancias. Mas bien, entrenando para un maratón, lo que te hace más lento al trabajar más los rodajes largos.

Hubiera sido mejor algo más gradual, ¿no? claro que sí, pero no he tenido ocasión. Hasta ahora, y los momentos hay que aprovecharlos. Pero lo curioso es que el cuerpo ha vencido a la mente. El no tener referencias válidas de puntos kilométricos en la Carrera del Agua me hizo pensar sólo en correr y correr, nada más. Y en la 1/2 de Madrid salí a ver qué pasaba si corría a 5:00/km ... y pasó que aguanté bien e hice la segunda parte más rápida que la primera. Pues mira tú qué bien...

Ahora me toca asimilar este momento. Consolidar, lo llaman mis amigos paquetes. No sólo en competición, sino el entrenamiento. Pensar que en mi estado de forma actual, si quiero mantenerlo, debo pensar en otros números, en que sí que soy capaz de correr más rápido. Creerme que no ha sido flor de un día, sino trabajo y trabajo constante, cuidadoso, planificado y negociado con mi cuerpo. Y que así se mejora, y debo adecuar mis entrenos a esa nueva situación. No se lo que dirá mi body. A mi mente, como digo, le da vértigo. Pero ... hay que creérselo y actuar en consecuencia. Próxima estacion: Maratón de Madrid.

PD. Esta situación me recuerda cuando empezaba con el grupo de música. Por el enorme amor y respeto que tengo a este Arte me daba mucho apuro pensar en tocar en directo. "Juer, qué soy un paquete guitarrero"... pensaba. Pero a base de ensayos y ensayos empecé a creer en mis posibilidades (sobre todo en las del grupo) y mágicamente todo fue rodado a partir de ese momento... hasta que lo dejamos, claro. Curioso paralelismo éste, sí señor.

4 comentarios:

Carlos dijo...

¡Vale ya de restregarnos tus marcas...!, ¡ya está bien, que uno tiene su corazoncito!. :-P :-D

En serio, me alegro muchísimo, sobre todo después de las dudas post-lesión. ;-)

Lander dijo...

a disfrutar del momento paquetón. Anda que nos vas a dar un repaso en los próximos matracos que no vamos a querer ni verte
makinorri, so makinorri....
Si ves que se ha ido la marca mucho por abajo, entrenala una miaja para subirla mamonaso...aisss que cosas

Un abrazo y espero que tus últimas molestias no estén ya. al no hablar aquí de ellas supongo que así es...( esque como está el foro joio) no nos entermaos de na

adiossss

Yoku dijo...

Zerolito madiquita!

Anda que no te falta todavía para ronronear las marcas que de verdad vales...

Si no es que no te crees ná!!

Zerolito dijo...

Yo tengo licencia para ser todo lo madikita que quiera ;-P jajaja.

Yoku, me alegro de que te creas POR FIN que eres algo más que un sub-4h pelao y mondao. A tí te ha costado más que a mí, ein? jajaja.

Lander, en los próximos matracos no voy a lucirme ná. Ya sabéis que lo mio no es sufrir en distancias cortas. Eso sí, a comer después no hay quien me gane ;-)

Carlos, exprimiré un poquito más este buen momento y luego... a seguir trotando (que es para lo que valemos)