martes, abril 08, 2008

Reflexiones (1/2): El entrenamiento

por: Zerolito

Es la hora de las reflexiones. Voy a soltar un ladrillo de filosofía barata (de bar) sobre lo que me está pasando, a ver si doy con la clave mientras plasmo mis pensamientos en blanco sobre gris.

Cada vez estoy más convencido de que la algunos de los planteamientos que nos hacemos están mal enfocados. Me refiero a que en mi opinión son los entrenamientos los que te dan las marcas, y no al revés, como nos venden en las revistas del Runing (Nota: ¿tan difícil es decir Corredor que tenemos que importar un palabro que fonéticamente es un derivado de un batracio? Ráner, o rúner, que encima nadie lo dice igual, o ránin y rúnin ... es horroroso) Volviendo al tema, lo que se repite en tantas y tantas publicaciones y webs sobre atletismo... "Plan de 12 semanas para bajar de 40' en un 10mil..." se me antoja tan poco fiable como "Plan para adelgazar 10kg en 2 semanas comiendo lo que quieras" ahora que se acerca el veranito.

Creo que en mi caso particular está ocurriendo algo parecido. Después del parón obligado por la lesión de rodilla volví a entrenar. Al principio con un poco de ansia, ya que estaba en la semana 1 de las 12 en que se prepara un maratón (sic) y había que recuperar la forma perdida, bajar peso y asimilar los entrenos metiendo además muchos km. Difícil ecuación que me hizo plantear lo siguiente: no haría un plan para el maratón. Iría entrenando según viera mi cuerpo, según estuviera cansado, fuerte, agotado, eufórico, y haría la mayor cantidad de rodajes que pudiera para recuperar el fondo perdido. Dicho y hecho, a eso me he dedicado estas últimas 10 semanas.

Y resulta que he ido asimilando bien los entrenamientos, con un par de semanas que han pasado de 60km. No he hecho series, salvo un día que hice 10x400 por aquello de hacer algo rápidito y variar la tónica del entrenamiento. He hecho muchos rodajes entre 10 y 14km entre semana y los he aliñado con tiradas largas los domingos entre 18 y 29km. Todo esto me ha dado un estado de forma que no he tenido en mi vida y que se ha traducido en que a un mes del maratón haya rebajado mi marca en 10km (de 48:55 a 46:27, rebajita de 2:28) y en media maratón (de 1:49:38 a 1:44:48, casi ná... 4:50 en un recorrido más duro)

Así que se puede bajar la marca de 10mil sin hacer series rápidas, y bajar la marca de 1/2 maratón sin hacer series largas. Y sin entrenar específicamente esas distancias ... simplemente estando en un momento óptimo de forma. Y este momento me lo da el haber llevado un entrenamiento flexible pero disciplinado y exigente, adecuado a mis necesidades, a mis facultades y a mis posibilidades. Hecho día a día con vistas a una semana, con mimo y sin perder el horizonte. Por supuesto es necesario un poquito de experiencia y de sentido común. Yo no soy ningún lumbrera ni un enterao de ésto del correr. Sólo soy un corredor novel, que ha leído algo sobre el tema y que se fija en cómo ha respondido su cuerpo en estos 3 años en los que llevo dándole zapatilla al body. Y he visto que estas marcas, impensables para mí hasta el momento de hacerlas, me las han dado los entrenamientos, curiosamente enfocados a otra prueba.

Estoy convencido de que si tienes un plan hecho por un entrenador que te conoce conseguirás mayor rendimiento que si haces un plan "à la Zerôla" como he hecho yo. Y probablemente el año que viene me diseñe un plan para el maratón, o para un 10mil o media. Pero no hay duda de que son los entrenos que has hecho los que dictan tu marca y no al revés. Así que guardaré los entrenos que he hecho desde finales de enero como futura referencia. Incluso, si sale bien el maratón, los podría publicar en alguna web, o contar mi experiencia en el Diario de Patricia, o hacer un mega-análisis pormenorizado y pasárselo a CyT para ponerlo en Irrec... juer, al final se me ha ido la bola ...

En fin, mañana os pondré la segunda parte de mis reflexiones, que van en un tono más personal incluso que éstas. Hasta entonces.

4 comentarios:

Carlos dijo...

¡Sí señor, tienes toda la razón!. Escuchando al propio cuerpo, con un poco de experiencia y lo más difícil, algo de sentido común, puedes entrenar al margen de planes, que de puro generalistas, forzosamente tienen que tener puntos débiles. El obsesionarse con ellos sólo lleva a la frustración por no poder cumplir las "promesas" con que nos los venden.

Muy bueno Jesús, espero con ganas la segunda parte.

Un abrazo. ;-)

yoku dijo...

El plan flexible pero disciplinado que comentas es la clave, Jesús.

Ya vamos sabiendo lo que nos conviene, lo que asimilamos, cuánto, cómo, hasta dónde. Nos vamos conociendo mucho más de lo que creemos.

Tenemos que estar dispuestos a cambiar entrenos si no podemos-queremos-sentimos-nos da mal rollo-etc, un día concreto. Pero también es muy importante la disciplina, salir aunque se esté cansado, o llueva, o no apetezca. La voluntad (el coco a fin de cuentas) es nuestro principal motor, porque las patas, el corazón y los pulmones, pues bueno, en fin... como que ya de ahí se puede sacar poco.

Pero nuestra cabeza madura y poderosa nos hace sobrepasar nuestros límites hasta fronteras que nos parecían imposibles meses atrás.

Luego están los VAGOS como Carlos y Lander, que pasan de todo y no están donde deberían, que es a nuestra vera.

Enhorabuena por el magnifico estado de forma que has conseguido (perder peso ha sido fundamental) y a por MAPOMA, que no es pa' tanto.

Lander dijo...

Como que no eres nadie Jesus. Para algunos eres una referencia llena de sentido común.
Felicidades por ese estado en el que te encuentras....

y esto pal yoku: no cres que siendo tan vago es mucho más dificil hacer lo que hacemos?...jajajaja, siendo como vos, no tiene ningún mérito paquetón. Un abrazo, pa tos.

Carlos dijo...

¡Vagos dice el tío...!, pues... Juer, no se me ocurre nada para rebatirlo.

Abrazotes. ;-)