lunes, septiembre 08, 2008

Cercedilla - Homenaje a Najat Tijani

por: Zerolito

Bueno, como se que Bassrunner está muy ilusionado con su reto de que no acapare el blog le dejo a él la crónica de la Carrera Caminata de Cercedilla (que se que está haciendo y en breve se publicará). Sólo comentaré unas pocas cosas (divertidas) y me centraré en un aspecto que me interesa bastante, que no es otro que el homenaje que Najat Tijani merecía por parte de Mapoma.

Primero el divertimento. El sábado estaba de barbacoa con unos amigos cuando me comenta uno de ellos que esa noche tocaban Jethro Tull y Gwendal en Alcorcón. Tras la sorpresa inicial organizamos el temita, y Bassrunner y yo, junto a un amigo, disfrutamos del concierto. Eso sí, nos acostamos a las 2:30AM y el despertador sonó a las 6:30... zzzz .... zzz...

De la carrera sólo deciros que quería demostrarme que no era Too old to Rock'n'Run, too young to die pero subiendo las primeras cuestas me sentía Thick as a brik. Y yo que sabía que no estaba Living in the Past, cuando caían los km con facilidad, sufrí lo mío mientras retumbaba mi agonizante Locomotive Breath al subir la última pendiente que llevaba a meta. En fin...

Pero volvemos al tema que me (pre)ocupa, el homenaje que Najat merecía. El día empezó bien ya que al recoger el dorsal nos entregaron una camiseta que ponía "HOMENAJE NAJAT TIJANI". Al rato el speaker (Rafa Navas, el voluntarioso organizador de los 100km de Madrid) se afanaba en hablar pero había problemas de megafonía. Es decir,no se oía nada. El caso es que tras comunicarnos que la salida se retrasaría, desde la organización nos dijeron que nos colocáramos en la zona de salida. Ésta se situaba justo en un cambio de rasante, con lo que no oíamos/veíamos nada de lo que acontecía. De repente empezaron a callarse las primeras filas... había comenzado un minuto de silencio sin que nadie se enterara.

Poco a poco el silencio se fue extendiendo pero llegó muy tarde a las últimas filas. No se si estuvo Ismael, pareja de Najat. No se qué palabras pronunciaron para honrar su memoria. Sólo que guardamos un respetuoso (aunque progresivo) minuto de silencio que acabó en unos sentidos aplausos. Sentidos por los que conocíamos las circunstancias, ya que nadie salvo las primeras filas se había enterado de nada.

En fin, ocasión perdida para reconciliar ánimos. Estoy seguro de que por parte de Mapoma se piensa que han hecho lo que debían, y toca pasar página. No estoy tan seguro de que ésto sea el sentir de los cercanos a Najat. Quizá sea yo quien esperaba algo más, no se. Por favor, si alguien puede contar lo que ocurrió en la zona de salida, que lo ponga en los comentarios.

Por mi parte llegué muy cansado a la meta, y apenas tuve resuello para enviarte un beso lanzado al cielo, Najat, mientras cruzaba la meta. Fue mi pequeño homenaje, desapercibido como lo que ocurrió en la salida. Pero corrí por tí, Najat, y si lo hago en el próximo Mapoma lo haré otra vez. Por cierto, el domingo fue un día perfecto para correr, como solías decir...

4 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Seguramente fue muy emotivo y merecido ese homenaje. Que corra la solidaridad entre los runner. Enhorabuena

Mildolores dijo...

Un poco chapucero, por lo que veo, pero digamos que lo que cuenta es la intención.

Enhorabuena.

yoku dijo...

No sé si te diste cuenta de que el pavo que tenía yo a la derecha estaba oyendo su MP3 a toda mecha mientras guardábamos el minuto de silencio.

Mucho homenaje no fue. Menos es nada y siempre se agradece un gesto, por mínimo que sea.

PD. Muy buena la metaforización de los "lléter otul" y las cuestas ;-)

mayayo dijo...

como dice yoku, lo importante es el gesto. Y esperemos que Mapoma aprenda algo de todo esto, para un futuro con mas respeto a los sufridos populares.

Me alegro que pasarais por mi pueblo, aunque por primera vez en varios años esta vez no puede ir a correr por estar aun doliendome de los paseos por Alpes. Ah! Y espero vernos el año que viene, con el recorrido habitual de la carrera. (este año fue una chapuza, ya lo se)