lunes, septiembre 08, 2008

XXXI Caminata a la sierra. Cercedilla 2008

por: BassRunner

Ayer tomé parte en la Caminata de Cercedilla. Carrera organizada (¿?) por el club Mapoma y valedera para obtener la inscripción de la maratón 2009 por la patilla (que es a lo que íbamos). Y eso es exactamente lo que os voy a contar.

Tras acostarme el sábado a eso de las 3 de la mañana (por culpa de unas flautas ;-)) y levantarme a las 6:30, pasando por un desayuno rapidillo, salgo de casa a las 7, junto con Antonio (el cuñao) rumbo a Cercedilla. La llegada se retrasa un poco por culpa de que está cortada la carretera por donde pretendíamos acceder y tenemos que dar un buen rodeo. Esto nos permite recorrer en coche la mayoría de lo que más tarde haremos corriendo.

En la salida me encuentro con Zerolito, Santi, Yoku y Efejota, que son los compañeros con los que trataré de hacer la carrera. Antonio, a lo suyo, con la élite.

Mi intención no es otra que hacerme con la inscripción del MAPOMA 2009, primero, y, ya que es la primera carrera de la temporada, probarme y apuntar sensaciones. Sobre todo quería probar la cuesta larga.

Tras media hora de retraso y un minuto de silencio en Homenaje a Najat Tijani, que no se respetó porque el principio del mismo sólo lo oyeron los que estaban en las tres primeras filas, se da la salida. Tomo la cuesta abajo que inicia el recorrido intentando no despistarme del grupo. Al llegar abajo de la cuesta, a unos 200 m. de la salida nos encontramos que la carrera se para. Por lo oido al acabar, resulta que un guardia civil, en moto, para a los corredores para advertir de que sólo se va a cortar un carril porque la DGT no permite cortar la carretera, y que no nos salgamos de él. A resultas de la parada, en la reanudación, se produce una montonera con corredores por el suelo (eso me cuenta Antonio).

Bueno, seguimos: Tomamos carretera p'alante por una cuesta abajo en la que el pelotón se va esparciendo, ocupando toda la calzada y con un ritmo vivo. No falta el acelerao que zigzagueando intenta tomar posiciones. Nosotros, todos juntitos, hacemos la bajada y comenzamos la primera ascensión. Me pego a Yoku pensando que los demás estarán detrás. No es así. El ritmo que llevamos no me parece tan exigente... pero allí nos quedamos los dos buscando el punto más alto de la carrera (algo más de 1200 m de altitud, como reza el cartel). Desde allí nos dejaremos caer los aproximadamente 4 kilómetros de descenso que vienen por delante.

El primer avituallamiento de agua, en el cruce, me lo paso. Gracias a que Yoku está más atento y me acerca una botellita para darle un trago. A pocos metros nos alcanza Efejota. Zerolín y Santi han optado por no ganar la carrera ;-P.

El ritmo de descenso no es muy alto. No estamos para heroicidades a esta altura de temporada. Quizá Yoku podría haber bajado más rápido, pero bueno. El paisaje es muy bonito y la temperatura, fresquita, acompaña mucho. En ciertos tramos se puede ver, abajo, corredores que nos sacan un buen trecho, a tamaño hormiga.

Finalizamos la cuesta y nos metemos por otra carretera por la que volveremos al pueblo. En principio es en ligero descenso. Vemos a Santi y Zerolito que aún están terminando la bajada, y a los que debemos sacar algo menos de medio minuto (calculo), e intercambiamos gritos de ánimo.

Yoku
decide cambiar un pelín el ritmo y Efejota y un servidor nos quedamos un poco atrás... hay que ahorrar para la temible cuesta de la que todos hablan (que escupe fuego y se come crudos a los pequeños corredores).

Llegamos al comienzo de la ascensión y veo que Yoku nos saca unos metros así que aprieto para ver si le cojo en la subida. Efejota se queda y decido que voy a probar subir fuerte a ver qué pasa. Yoku va como una moto y no consigo recortarle pero el ritmo es muy bueno y no paro de rebasar corredores. A algunos casi hasta se les oye reventar cuando, de pronto, se paran y se ponen a andar (así, cruditos).

Cada curva esperando ver algo que te indique que ya queda poco. Cada curva revelando un nuevo tramo igual al anterior, cruzado por una hilera de corredores bufando y apretando los dientes.

En eso que llegamos al puente que está en obras y que, con una rampa muy empinada de acceso y el propio puente, llano, de duro cemento, te cortan totalmente el ritmo (al menos a mí). Vuelvo a apretar y, poco a poco, me voy acercando a Yoku, al cual alcanzo en las últimas rampas, poco antes del kilómetro 10. Pasamos las duchas (¿para qué?) y nuestros caminos se separan. Él dará una segunda vuelta para completar la media maratón y yo tomaré rumbo a la plaza del pueblo donde consigo parar el crono en 54:07.

Recojo la bolsita del corredor y, a la salida, me encuentro con Antonio que dice que ha llegado el 3º de su categoría. ¡Vaya X Dios! ¡Hay que quedarse a la entrega de trofeos!

Sólo me queda agradecer a los compañeros. Especial mencion a Yoku, que se ve que está unos escalones por encima, que hace lo mismo que yo pero dos veces. Te debo una media... pero cuando pueda seguirte.

3 comentarios:

Zerolito dijo...

Hiciste un carreraco del copón. tío, este año te vas a salir por los laos, y no lo digo por las lorzas :-P

Me temo que en el MAPOMA no podré acompañarte, sino seguirte con la lengua fuera hasta el km 30 como mucho.

Ah, pero mientras tanto... tengo mejor tiempo en media que tú. Hala. A chincharse (o correr una media y taparme la boca, claro...) lo tienes en las patas. Enhorabuena, chavalín.

yoku dijo...

A ver, pareja de dos... Puesto que parece que Alcalá ha decidido quedarse sin media, habrá que buscar otra en otoño-invierno (Getafe es ya a finales de enero). Ese día se baja de 1h40, por las buenas o a hostias.

Y punto.

chaskeFreeruning dijo...

yo tambien corri. tuve ke mentir sobre mi edad dije ke tenia 15 años y en realidad tengo 13 .... la carrera estuvo to bn encima kede 162 y cuarto clasificado :( no pude hacer nah mas.... es cierto lo del retraso de 30 min casi y tambn casi me atropeya un tio en moto llegan a la subida al cementerio en fin.... tarde 46 min ....bueno aki os deje mi comentario.. y a por la san silvestre de la sierra ¬.¬