miércoles, agosto 27, 2008

Sansón y Rompetechos

por: Zerolito

Ayer me cortaron el pelo. Mi incipiente melena, que ya era notoria, ha dejado paso al típico corte de pelo que siempre he odiado. Ni corto ni largo, y encima me tocó que Coral me cortara el flequillo en casa. Me lo habían dejado tan largo que parecían los bigotes de Dalí con el grosor de los de Otto Von Bismark. Como un carnero, vamos.

Y eso que me las prometía muy felices cuando la peluquera, mientras me sentaba, me decía:

- Te queda muy bien el pelo largo...
- Gracias ("un poco de peloteo", pensé, "no está mal...")
- Te lo cortarás poco, ¿verdad?
- Sí, arreglarlo un poco y ya está... quiero dejarmelo así, largo.
- Mejor...

Siempre he tenido claro que el concepto POCO en peluquería es como el tiempo en geología. Un millón de años no es ná. O como en agricultura, donde un metro no es holgura. Pero enfrentado a una voraz tijera es inútil delimitar el rango. Estás en sus manos, como en una operación con anestesia total. Tampoco vale decir "sólo las puntas" porque, como todo el mundo sabe, esa medida es un valor indeterminado entre 1 y 15cm. Si hay pelo siempre habrá una punta que cortar.

Aunque, con los años, he aprendido a relativizar los fiascos del hairdressing a base de experiencia. "Burro esquilao, a los 15 días igualao", me recuerdo. Y a mí me crece rápido el pelo, así que no problemo.

En fin, recién esquilado y con menos peso del habitual (tengo mucho pelo y la descarga ha sido importante) me voy a correr. Se nos ha hecho tarde, y vuelvo a salir a las 11PM. Encima estoy cansadísimo, pero tengo que salir. Ni miércoles ni jueves podré (y el viernes está por ver) así que ánimo y a la Cuña Verde. El calor es sofocante, empiezo a trotar ... chequeo de rodillas... parece que bien ... miro adelante... qué noche tan ... desenfocada..."¡¡¡Joder, las gafas!!!"

Vaya tela. Por primera vez en 4 años resulta que salgo sin mis gafas, de noche, cuando los miopes lo somos por partida doble. Pero pienso en positivo: "me vendrá bien para secarme fácilmente el sudor, y además las gafas no se empañarán ni se quedará esa molesta gota de sudor pegada a la lente". Me voy cruzando con bultos a los que identifico demasiado cerca, con el consiguiente "glubs" cuando se trata de una persona (o dos en actitud cariñosa). Lo mejor será terminar rapidito el rodaje, pero las piernas no pueden más y se niegan a acelerar.

¿Eso es una papelera? Noooo es un tío tumbado en un banco... juer, qué poco ilumiado está el Parque... recuerdo a Rompetechos y me imagino a mí mismo hablándo a una farola. Delirante. Me vendrían bien unas lentillas, se corre mejor sin las gafas, a pesar de que las mías son de titanio ultraligeras.

Y al final llego a casa, después de casi 9km a 6:15 de media. Penoso. Totalmente reventao, cansado y sudoroso, con las piernas p'al arrastre y con esa encantadora y hechizante mirada, por melancólica, que tenemos los miopes. El espejo del ascensor no miente. Sin ver como Rompetechos. Sin pelo y sin fuerzas como Sansón. Pues así estoy, espero que por no mucho tiempo.

Menos mal que, al menos, no llevo el flequillo de ayer...

15 comentarios:

Carlos dijo...

Yo tampoco veo nada Zero..., pero de la risa...

Asumes un riesgo importante corriendo a esas horas, y no lo digo sólo por los tropezones, ¿no?

Zerolito dijo...

Bueno... creo que no. Lo más que me he encontrado es algún perro suelto. Las pandillas están a lo suyo, con sus botellones y tal, y nunca he tenido el más mínimo problema.

Esto lo escribo aquí por si me lee Coral...jajaja. En serio, no parece peligroso. Y casi siempre me cruzo con otros corredores, aunque a las 11 ya son pocos...

Anónimo dijo...

Jajajaja....!!!! Buenísimo Jesús.

Totalmente de acuerdo en la escena de la peluquería; por qué será que una vez sentado en el sillón de la tortura, no te salen las palabras con la misma determinación ??

Con respecto a las horas, yo me pongo unas tobilleras fosforitas enrrollables que me dieron en una carrera, para que se me vea bien. Si no las tienes ya, hazte con ellas (creo haberlas visto en Forum), porque son muy prácticas ;-)

Paco Malagueta

Zerolito dijo...

Tienes razón, Paco... pero en este caso tiene más enjundia porque fue ELLA la que me animó a dejármelo largo. En fin.

Tengo las cosas esas fosforitas (sin usar) y es que creo que el problema no es que me vean (ya me oyen bufar cuando me voy acercando) sino que yo no los vea hasta que sea demasiado tarde. Pero me apuntaré ese recao, y el próximo día quizá las saque, previo informe a Coral para que vea que uso medidas de seguridad.

spanjaard dijo...

Es IMPRESCINDIBLE que acompañes esta entrada con alguna fotito, Zero. Saludos hombre de los 80.
(musiquilla de fondo de los Alphaville)
SPJ

Lander dijo...

yo tambien quiero verte tio...
buena entrada y sin hablar de tu amiga... así me gusta zero.Buena señal..

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Je, je, je. ¡Qué bueno! Einstein tuvo algo que ver con eso del pelado porque la teoría de la RElatividad es aplicable en peluquería.

Muy gracioso tu POST y volveré pues de deporte y humor es mi blog.

Zerolito dijo...

SPJ ¡una visita tuya! y yo con éstos pelos... ;-)

Pondría fotos si las hubiera o hubiese) Buscaré alguna de este verano, para que os hagáis una idea.

Lander, ahora que Coral se conecta a internet... no hablaré más de mi amiga ;-) jajaja.

Gregorio, gracias por tu comentario. El humor creo que es primordial, nuestra válvula de escape. Si no un blog se me antoja aburrido. Me pasaré por tu blog, aunque soy bloguero por accidente y la continuidad me cuesta ;-)

txamo dijo...

Creo que no se pueden poner imágenes en los comentarios, así que te dejo el enlace para que veas lo que opino:

http://www.foromtb.com/images/smilies/sinfotos.gif

Anónimo dijo...

Queremos fotos del nuevo luk pero ya....

jajaja,me parto..

Jordan

Mildolores dijo...

Ja, ja, ja...
Falta me hacía una lectura tan desenfadada y divertida como esta.
Bueno, y como la anterior.
¿Sigue "Clack"?
Saludos.

Zerolito dijo...

Jajaja... Txamo, pondré el gif si encuentro fotos "ponibles", palabra ;-)
Jordan, no te hagas ilusiones. Ahora tengo una cara anodina y normal, nada extraña. Eso sí, a mi no me gusta. Pero trataré de complaceros.

Mildo, me alegro de que hayas pasado un buen rato con mis desdichas... jajajaja. El clack desapareció, y sigue igual, sin dolor, con lo que seguiré entrenando suave y a la espera de la visita al traumatólogo.

Gracias a todos por vuestros comentarios. Parafraseando al gran Lander, ¡Que rule el humor!

yoku dijo...

El sentido del humor es el síntoma que más correlaciona con la inteligencia.

El Zerolito es grande (y muy listo), cegato, pero grande.

Carmen dijo...

Jeje, por fin tuve un ratito y leí tu blog....Me he reido bastante, teniendo en cuenta que yo tengo también un cegato en casa...
No sé si a ti te pasará, pero a Jose le quitas las gafas y se queda sordo...osea, si está sin gafas y le llaman por teléfono... ¡¡¡ lo primero que hace es ponerse las gafas¡¡¡ (debe de ser para oir mejor, no sea que tenga dioptrias en los oidos también).
Pochola

Zerolito dijo...

Yoku, me abrumas... te admito lo de grande (es obvio por mi volumen) pero lo de listo... listillo más bien. Y estoy de acuerdo con la relación que propones entre humor e inteligencia. No digo que yo la posea (para nada) pero me apasiona y divierte contar las cosas con esa chispita de humor ;-)

Y, al fin, una de las visitas más esperadas por este bloguista (bloguero me suena fatal). Bienvenida, Carmen. Espero que te pases más por aquí... bueno, que te suscribas directamente ;-)

Yo no soy tan miope. Lo que ocurre es que tengo unas lesiones en el fondo del ojo que hacen que vea peor en condiciones de poca luz. Y si encima no llevaba gafas... pues eso. P'a cagal'se