viernes, agosto 22, 2008

Tragedia en Barajas

por: Zerolito

Reconozco que me da cierto pudor escribir sobre mis tontás estando tan reciente la tragedia vivida en el Aeropuerto de Barajas. Por ello, antes de escribir sobre mis insignificantes bobadas, me gustaría que mis primeras palabras sean de recuerdo para las víctimas y de aliento para las familias y amigos destrozados por esta tragedia. Mi más sentido y sincero recuerdo para todos vosotros.

Aunque he dejado pasar dos días desde el terrible accidente es difícil no pensar en ello. Además, situaciones como las vividas otra vez en IFEMA traen a mi recuerdo uno de los peores momentos de mi vida. Igual que en el fatídico 11-M, familiares buscando entre sollozos, listas inconexas y cadáveres calcinados. Aferrándose a una brizna de esperanza entre el mayor de los horrores. De verdad que me estremece en lo más profundo.

Y, para colmo, el COI prohíbe a nuestros representantes que luzcan el clásico crespón negro en su indumentaria, aduciendo que en otras ocasiones (2, según creo) no se dio permiso a otros países. Ponen como ejemplo a EEUU, a los que se les denegó por el asesinato del suegro del entrenador del equipo de voley. Con todos mis respetos NO es comparable. Aún así, son sus normas, y ese supuesto agravio comparativo ha impedido que nuestra bandera ondee a media asta, y que nuestros atletas expresen el sentir de todo un pueblo conmocionado ante tanto dolor.
Señores Impresentables del COI, váyanse a la mierda. Y llévense consigo sus estúpidas normas donde el inmovilismo puede más que la lógica o el respeto hacia los demás.

De todos modos la estupidez del COI, a pesar de inmensa, no es nada comparado con lo enorme de la tragedia, así que no merece más comentario. Volviendo a lo importante, ójala el dolor que sentimos pudiera mitigar en algo el que padece ahora tanta gente. Descansen en paz y que familia y amigos puedan rehacer sus vidas, hechas pedazos en estos momentos. Un abrazo enorme.